Utilízalo tanto como necesites

Utiliza protector labial a diario y mantén los labios bien hidratados durante todo el día. Aplica tu protector labial Blistex varias veces durante el día según lo necesites, y justo al acostarte para que el producto pueda hidratar y proteger tus labios durante la noche.

Súmate a la exfoliación

Exfólialos por lo menos una vez a la semana. Puedes hacerlo con un cepillo de dientes de cerdas suaves o bien con un poco de azúcar, siempre frota muy suavemente para no dañar la delicada piel de la superficie, y después aplica tu Blistex favorito..

Protege tus labios del sol

Utiliza Protector labial con FPS antes de exponerte al sol. Durante todo el año nos exponemos continuamente a los nocivos rayos del sol, debemos proteger nuestra piel y en especial la de los labios con productos que contengan factor de protección solar. Todos los productos Blistex cuentan con FPS y te protegen eficazmente contra los rayos UVA y UVB, incluso Blistex Lip Brilliance que, además, dará un toque extra de brillo y color a tus labios. Gemma Tutusaus

Trucos de maquillaje

Ponte protector labial debajo del lápiz labial. Algunos profesionales de belleza aplican un bálsamo labial como Blistex Lip Relief Cream antes del lápiz labial, además de proteger e hidratar tus labios, conseguirás una textura más lisa i suave. ¿Quieres sólo un toque de color? Olvídate del lápiz labial y aplica Blistex Lip Brilliance. Te aportará brillo y color.

Reparar también es importante

Trata los labios secos o agrietados con un producto con propiedades curativas. Cuando tienes los labios muy deshidratados, descamados o con grietas, es importante utilizar un producto adecuado para proporcionar alivio y cura inmediata. Un producto con analgésico que calme los labios de forma rápida y efectiva. Blistex Lip Relief Cream y Blistex Medplus te proporcionarán la hidratación, protección y alivio que requieren tus labios castigados.

Hidrátate por dentro y por fuera

Es importante que bebas mucha agua, en especial en los meses calurosos, para que tu piel esté humectada desde el interior de tu organismo.

Utiliza productos adecuados

Procura no utilizar lápices labiales indelebles porque resecan mucho la piel.

Prevenir mejor que curar

Evita todo lo posible chuparte, lamerte o morderte los labios. Lo único que conseguirás es dañar la capa externa de su delicada piel y aumentar el riesgo de deshidratación, sequedad y grietas.

Una vida sana

Come alimentos ricos en vitaminas A y E. La vitamina A protege las mucosas y la piel, y la vitamina E, además de ayudar a que la vitamina A no se destruya, hidrata, y evita que las células se deterioren. Incluye mucha fruta y verdura en tu dieta y otros alimentos como hígado, pescado, huevo, sésamo... o complejos vitamínicos que te ayuden a suplir la deficiencia de estas vitaminas.