Problemas labiales

Protección y cuidado

Cualquier problema que afecte a los labios puede dificultarte beber, comer y hasta puede afectar a tu sonrisa. Conoce aquí los principales problemas y cómo tratarlos.

Test Blistex ....................
  • Sequedad y grietas

    La piel de los labios es especial, muy fina, sin melanina que la proteja de los rayos ultravioleta y sin glándulas sebáceas que regulen su hidratación. Por lo que, si no están adecuadamente protegidos, se deshidratan con mucha facilidad.

  • ¿Qué las causa?

    Todo el año estamos expuestas a sufrir problemas de deshidratación labial.

    Verano: el sol y el calor, el agua, los aires acondicionados.

    Invierno: el frío, el viento, los ambientes resecos de la calefacción.

    De todas formas, la principal causa de deshidratación es la costumbre de pasar la lengua por los labios continuamente.

    Aunque parezca que los estamos hidratando, al humedecerlos lo único que conseguimos es el efecto contrario, dañar la capa más superficial y que aumente la sequedad.

  • ¿Como prevenirlas?

    Para prevenir la sequedad y las grietas es imprescindible mantener los labios bien hidratados en todo momento, utiliza protectores labiales específicos para cada ocasión y aplícalos varias veces al día.

    Busca los que, además de hidratar, tengan factor de protección solar que evitarán que los rayos ultravioleta puedan dañarlos. Y sobre todo, evita chuparte los labios, bebe mucha agua y cuida tu alimentación.

  • ¿Cómo tratarlas?

    Pero cuando ya tenemos los labios muy castigados, los productos que debemos utilizar serán más específicos, como los bálsamos regeneradores en lugar de los protectores labiales habituales.

    Exfolia los labios con un cepillo de dientes suave o con una toalla, y aplica el bálsamo regenerador a continuación, la exfoliación eliminará las células muertas y estimulará la circulación, lo que facilitará la absorción del producto que nos apliquemos.

Test Blistex ...................
  • Daños solares

    Los labios, al poseer una piel tan fina, no tienen ninguna protección frente a los efectos de los rayos solares. La melanina que tenemos en el resto de la piel, nos protege mínimamente de los rayos ultravioleta, pero los labios carecen de ella y pueden dañarse produciendo arrugas prematuramente o incluso llegar a desarrollar cáncer en exposiciones muy prolongadas.

  • ¿Qué las causa?

    Cuando los labios están expuestos al sol sin protección, el colágeno se puede ver alterado. El colágeno es la proteína que otorga elasticidad y cuerpo a los labios, y previene la formación de arrugas, y cuando cambia, las capas más profundas de los labios se pueden ver afectadas.

    Aunque superficialmente no veamos los efectos adversos de inmediato, pueden aparecer arrugas prematuramente.

    Las exposiciones muy prolongadas al sol también pueden provocar que desarrollemos queilitis actínica, un estado pre-canceroso también llamado “labio de granjero” o “labio de marinero”. Pero sólo ocurre en casos muy extremos.

  • Los labios, al poseer una piel tan fina, no tienen ninguna protección frente a los efectos de los rayos solares. La melanina que tenemos en el resto de la piel, nos protege mínimamente de los rayos ultravioleta, pero los labios carecen de ella y pueden dañarse produciendo arrugas prematuramente o incluso llegar a desarrollar cáncer en exposiciones muy prolongadas.

  • ¿Como prevenirlas?

    Utiliza protectores labiales con factor de protección solar, acuérdate de aplicarlos por lo menos media hora antes de salir al sol y repetir la aplicación cuantas veces sea necesario mientras dure la exposición.

    Ten en cuenta que si vas a la nieve, el FPS tendrá que ser mayor puesto que la nieve refleja el sol y los efectos nocivos se multiplican.

    Y si vas a la playa o a la piscina, procura que el protector, además, sea resistente al agua o repite la aplicación en cuanto salgas de ella.

Otros problemas

  • Dermatitis cosmética (alergia)

    Se trata generalmente de una reacción alérgica a los componentes químicos de los productos cosméticos por la que los labios se irritan, escuecen y/o se inflaman.

    Una vez desarrollada la sensibilidad, es fácil que la reacción alérgica ocurra cada vez que utilicemos el producto que la causó. Lo único que puedes hacer en estos casos es dejar de aplicarte el producto en cuestión, y si persiste, visita a tu dermatólogo.

  • Fotosensibilidad

    Por causas naturales o bien por algún producto que nos hayamos aplicado en la piel, ésta puede volverse fotosensible y que reaccione con la exposición al sol produciendo hinchazón, rojeces y escozor.

    Usa siempre un protector labial con FPS elevado.

    Sensible al sol .............
  • Queilitis

    Es la inflamación de uno o ambos labios, puede aparecer descamación, hinchazón o grietas en la mucosa labial.

    La queilitis puede estar provocada por una exposición prolongada al sol o por deficiencias vitamínicas, e incluso por heridas provocadas por aparatos dentales.